Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Sobre la empatía

Era una batalla de fuego y hielo. Dos dragones alfa luchaban para hacerse del control de los demás dragones. Las dos bestias, descomunales, feroces, se enfrentaban con sus grandes cuernos y sus gélidos alientos. Entre el humo del fuego y el vaho del hielo, muere el dragón protector, el bueno. El otro, terrible, controlado por un vikingo perverso y rencoroso, se hace cargo del resto de los dragones, controlándolos a través de una especie de telepatía.

En ese instante, Fernando estaba paralizado, con los ojos abiertos y redondos, todavía con un bocado de su almuerzo en la boca, incapaz de masticar ante tal escena. Veíamos la película animada Cómo entrenar a tu Dragón parte 2. El día anterior habíamos visto la primera película de esta serie y le había encantado. Había vivido, junto con el muchacho y su dragón, la aventura de una amistad imposible. Había arreglado la cola del dragón con aquella prótesis y había volado junto con ellos. Sigue comiendo, papá, le dije, devolviéndolo unos seg…

Entradas más recientes

Sobre el retorno

Sobre la imaginación

Sobre la marcha

Sobre los nacionalismos

El Cuento Ficticio (completo), de Julio Garmendia

La tienda de muñecos, por Julio Garmendia

Juego a la miseria

Roberto Bolaño, una semblanza

Súplica

Cuando escribo tu nombre